Diario Digital
Ameghino. Bs. As. Argentina - Miercoles, 18 Octubre 2017 12:40 hs.
Untitled Document
 
13-09-2017 | 13:33
 
Una aparición y muchas versiones.
 
Encontraron en Flores a Bryanna, la nena de La Matanza que era buscada desde el jueves.
 

 La nena pidió ayuda al personal de una ambulancia estacionada en Flores. Lo primero que dijo a la policía fue que la habían secuestrado y violado. Peritos policiales lo niegan. El caso quedó envuelto en versiones contradictorias.
Bryanna, la adolescente de 16 años que estaba desaparecida desde el jueves pasado tras salir del colegio, en el partido bonaerense de La Matanza, apareció ayer a la mañana en el barrio porteño de Flores, frente a un local de McDonald’s, donde pidió ayuda al personal de la ambulancia de una empresa privada que se hallaba en el lugar. El parte de los policías que llegaron tras el llamado de los médicos, y la trasladaron al Hospital Piñero, consignó que la joven dijo que fue “secuestrada y abusada sexualmente”. Pasado el mediodía, el informe del perito policial que evaluó a la joven en el hospital sostuvo que no presentaba lesiones genitales ni de otra índole. Además, para sumar confusión al caso, días atrás, cuando todavía Bryanna no aparecía, el padre de la joven reclamó a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, tras asegurar que él había cuidado al hijo de la funcionaria, que se “hiciera cargo”.”Te quiero ver la cara y que me digas qué es lo que estás haciendo”, reclamó ante las cámaras el padre.

A las 9,20, según el parte policial, la adolescente se acercó a una ambulancia de la empresa Sudel Med estacionada en Avenida Rivadavia y Bonorino, a las puertas de un local de comidas rápidas, y se identificó como Bryanna.
Tras un llamado del personal médico al 911, llegó un patrullero de la comisaria 38 que se encargó de trasladar a la adolescente al centro médico ubicado en Varela 1301. Los policías confeccionaron un parte donde asentaron la denuncia de Bryanna, quien declaró a los policías que fue secuestrada por dos hombres que la obligaron a subir a un auto negro. Luego fue “trasladada a un lugar que desconoce, a una habitación totalmente oscura, donde la habría abusado sexualmente”, sostiene en condicional el parte policial pese a que se trató de la declaración de la chica.

Miryam, la madre de la joven, dijo que su hija apareció con la misma ropa que vestía el día que desapareció, tras salir del colegio, situado a pocas cuadras de la casa donde vive.

Al ser consultada acerca de si su hija le dio algunas precisiones sobre el lugar dónde estuvo y qué le había sucedido, la mujer dijo que “lo único que me encargué es de darle besos y abrazos, y de contarle que todos la estuvieron buscando. Ella apareció y está bien”, reafirmó.

En el mismo sentido opinó el padre de Bryanna y señaló que la vio bien. “No le pregunté nada, la abracé, yo no quería que ella me dijera nada para que no recuerde”, sostuvo el hombre ante los medios periodísticos.

Después del mediodía, el médico de la Policía Científica de La Matanza Norberto Lemos, quién examinó a la joven en el Piñero a pedido de la Fiscalía, sostuvo que la adolescente “no presenta lesiones. Como así tampoco presenta lesiones genitales traumáticas de reciente data” y que “está ubicada en tiempo y espacio”, según informaron fuentes policiales, para agregar confusión al caso.

La fiscal del caso, Andrea Palin, titular de la UFI N°9 de La Matanza, llegó al centro médico junto al comisario mayor Enrique Sobredo, responsable de la DDI de La Matanza, donde se habían juntado más de 20 familiares y amigos de la joven.

Tres días atrás, y a tres de haber desaparecido la adolescente, en un programa de televisión el padre de Bryanna declaró que había sido niñero de un hijo de Bullrich, Francisco Langieri, y en forma terminante le reclamó a la ministra: “Patricia Bullrich, te cuidé a tu hijo, te lo llevé al colegio. Hacéte cargo. Te quiero ver la cara y que me digas qué es lo que estás haciendo para encontrar a mi hija. No puedo más. No vivo. Me la paso en la comisaría”, dijo el hombre ante las cámaras del canal C5N.

No en ese momento, sino después de que apareció la nena, llegó una versión que algunos consideraron una respuesta: la separación de los padres de la adolescente, varios años atrás, habría sido consecuencia de un presunto abuso. El supuesto delito, curiosamente, no fue denunciado nunca en sede judicial, y recién salió a la luz ahora, impulsado por quién sabe qué motivo.

Bryanna había desaparecido el jueves luego de salir del colegio, a las 13.45, en el trayecto hacia su casa, en la localidad bonaerense de Villa Madero. Nunca llegó. Las cámaras de seguridad de la zona registraron que caminó por la calle Rivera con una compañera y se despidieron a la altura de Cabildo. El último contacto de Bryanna había sido un mensaje a su novio a las 14.07 donde le indicaba que estaba llegando a su casa y desde entonces no había vuelto a utilizar el WhatsApp. Al momento de su desaparición, vestía el uniforme de la escuela, el mismo con el que ayer apareció en Flores. El padre señaló que “la subieron a un auto y se la llevaron”, tras afirmar que “sólo pasaron cinco minutos entre que mandó un mensaje a su novio y que su madre salió a buscarla”.

Tres meses antes, según contó el papá, un auto con dos jóvenes a bordo intentaron agarrar a la adolescente a las 6 de la mañana, cuando iba camino a la escuela; pero pudo salir corriendo y llegar al colegio, y tras la denuncia policial le dieron un botón antipánico que consistía en una aplicación en su celular.


La chica fue trasladada al Hospital Piñero.
Pagina12

  
 
Imprimir esta noticia
imprimir compartir

click en foto para ampliar

 
Diario Digital
Todos los derechos reservados © 2014