Diario Digital
Ameghino. Bs. As. Argentina - Jueves, 22 Agosto 2019 00:55 hs.
Untitled Document
 
23-05-2019 | 10:25
 
Cuatro muertes en una persecución sin motivo
 
Tres adolescentes y un joven de 22 murieron, y una chica de 13 está muy grave, al chocar un auto perseguido sin motivo por un patrullero.
 

 Tres adolescentes y un joven de 22 murieron, y una chica de 13 está muy grave, al chocar un auto perseguido sin motivo por un patrullero.
La Justicia investiga si hubo “una utilización abusiva de las armas” por parte de los policías que al perseguir a un auto, en San Miguel del Monte, provocaron un choque en el que murieron cuatro personas (tres adolescentes y un mayor de 22 años) y una quinta resultó gravemente herida. “No se condicen las declaraciones testimoniales de las personas que estaban en el lugar del hecho con un acta policial que fue incorporada a la causa”, explicó la abogada Dora Bernárdez, que representa a las familias de dos adolescentes que figuran entre las víctimas. Mientras la policía dice que era “un seguimiento” y que alumbraban al auto “con una linterna”, los testigos afirman que hubo disparos desde el móvil policial. Ante la situación, el ministro de Seguridad de la provincia, Cristian Ritondo, anunció que tres agentes fueron “desafectados” del servicio en forma preventiva y aseguró que “a cualquier intervención de la policía que no haya sido como corresponde le caerá todo el peso de la ley”.
En declaraciones a una radio de Monte, la abogada explicó que en el acta policial se afirma que el Fiat Spazio que ocupaban las víctimas era “un vehículo en actitud sospechosa” y que por eso “comenzó un seguimiento policial”. Bernárdez dijo que las familias creen que pudo haber sido “una persecución desmesurada que provocó la colisión” del auto con un camión que estaba estacionado. Los testigos encontraron cuatro vainas servidas calibre 9 milímetros que fueron incorporadas a la causa. Al mismo tiempo se tiene conocimiento de un video registrado por cámaras de seguridad que muestra “a un efectivo (policial) en una posición en la que supuestamente apuntaba un arma” contra el vehículo que al chocar quedó virtualmente partido en dos. La filmación muestra al agente con medio cuerpo fuera de una de las ventanillas del patrullero, en una típica postura de disparo.

La abogada Dora Bernárdez representa a las familias de Gonzalo Domínguez, de 14 años, y Camila López, de 13, dos de los fallecidos. Las otras víctimas mortales fueron Aníbal Suárez, de 22, dueño y conductor del auto, y Danilo Sansone, de 13, mientras que otra adolescente de 13 años sufrió graves lesiones y está internada en el Hospital El Cruce de Florencio Varela.

Luego del hecho, ocurrido en la madrugada del lunes, familiares y amigos de las víctimas realizaron una protesta en la que resultó herida en la cabeza, con una piedra, la agente policial Noemí Baigorria, de 26 años, quien está internada grave en una clínica de la ciudad de Buenos Aires. La abogada Bernárdez sostuvo que los familiares y vecinos de los jóvenes “están consternados” y “quieren que se esclarezca qué pasó” (ver aparte). También dijo que eran seis los policías que iban en el móvil y que fueron secuestradas las armas que llevaban esa madrugada.

El ministro Cristian Ritondo, por su parte, sólo habló de tres sanciones. El funcionario informó que están “esperando las pericias y mientras le pedí a Asuntos Internos que desafecte preventivamente a los policías involucrados en el hecho”. Los desafectados son el subcomisario Julio Franco Micucci, jefe de turno en la madrugada del lunes, y dos de los ocupantes del móvil policial, el capitán Rubén Alberto García y el oficial Leonardo Daniel Ecilape. Nada se dijo sobre la situación de los otros cuatro que iban en el patrullero, según señaló la abogada de las familias.

Sobre el por qué del procedimiento, Ritondo informó que “se lo quiso detener” al auto y como “no pararon, se lo siguió y ningún policía declaró haber tirado”, como aseguran los testigos. De todos modos, el ministro confirmó que una cámara de seguridad filmó parte de la secuencia y que se ve a un policía sacar la mitad del cuerpo por la ventanilla del lado del acompañante con un objeto en sus manos.

“La Policía informó que es una linterna, la gente aportó cartuchos e, incluso, hay testigos que dicen que han escuchado tiros”, reconoció Ritondo. También corroboró el secuestro de las armas de los uniformados y que van a ser sometidas a peritajes por expertos de Gendarmería. Nada dijo sobre los otros cuatro policías que se cree iban en el móvil.
Pagina12

  
 
Imprimir esta noticia
imprimir compartir

click en foto para ampliar

 
Diario Digital
Todos los derechos reservados © 2014